domingo, 17 de abril de 2016

¿Esto es necesario?


Típica y tópica foto de AUTOR

Móntate una web de autor. Me lo repite un antiguo editor y compañero de cuitas. Hazte un web de autor con su dominio, su punto com y todos sus avíos. Pero me da pereza; una de esas perezas infinitas que congelan mi interés por darle de comer a otra criatura que no se alimenta de otra cosa que no sea ego. Ego puro, nada de destilado, de ese que crece en el fondo del pecho y sale a borbotones como una vomitona de borracho. Después de diez años con un blog abro otro centrado en mi faceta literaria. ¿Es necesario? Ni yo lo sé.

   Este mundo, me refiero al literario y a su relación con las redes sociales e internet, es un escaparate donde los disfraces, las poses y los personajes están a la orden de día. El lector, o simplemente el seguidor de tus andanzas, pide conocer más de uno mismo; y si te dedicas a escribir es necesario dar algo de uno mismo. Aunque sea una fábula bien argumentada.

   Yo mismo soy un personaje. Uno más vívido que los que se retuercen en mis novelas pero un personaje al fin y al cabo. El Autor, el Escritor, no es la persona. Es un negro sobre blanco más y algunas fotos que ilustran la realidad que permito que se filtre en la red de redes. Y aquí tenemos otra brecha de este personaje que os escribe. Una ventana con los cristales sucios y las cortinas raídas; un espejo donde me miro con la mejor de mis sonrisas de autosuficiencia mientras doy información que tal vez nadie quiere leer.

  Porque hay que recordar, señores escritores, señores editores, señores lectores, que todo el mundo escribe. Y yo soy solamente uno más.

4 comentarios:

  1. Toda una declaración de intenciones, al menos no has mentido antes de abrir el enlace, muchos lo hacen.

    ResponderEliminar
  2. Jejejejeje. Intentaré mentir lo menos posible.

    ResponderEliminar
  3. Empiezas bien, al turrón y dejando claro por donde van los tiros. Me mola...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me congratulo. Esa es la línea que quiero seguir. Para qué perder y hacer perder el tiempo.

      Eliminar